Main

¿Por qué los artes finales son importantes para el packaging?

06.08.2018

Esaú Pintor

Seguramente has escuchado hablar de los artes finales en más de una ocasión, incluso es posible que trabajes con ellos diariamente, pero ¿qué es un arte final?, ¿cómo afectan los artes finales al desarrollo del packaging? Vamos a intentar arrojar algo de luz sobre este concepto.

 

Arte final se considera al material digital ya preparado para su envío a imprenta sin que sea necesario ninguna manipulación adicional.

 

Esto sería lo ideal pero actualmente dista mucho de la realidad, hoy en día los artes finales que reciben los impresores necesitan mucha manipulación para que puedan ser impresos adecuadamente. Y esto tiene un impacto para los propietarios del diseño:

 

• Dilatación en los plazos de entrega y en el lanzamiento de producto.

• Sobrecostes.

• Diferencias entre el concepto inicial y el producto final.

• Diferencias entre archivos originales y archivos de imprenta lo que genera pérdida de control sobre los archivos y una base de datos de desactualizada.

Pérdida de consistencia entre diseños.

 

Y también sobre los impresores:

 

• Cuello de botella para los impresores en los departamentos de preimpresión.

• Asunción de responsabilidades sobre cambios que puedan derivar en errores involuntarios.

• Actuación como agencia de diseño, en muchos casos realizando modificaciones que impactan en su eficiencia.

• Pérdida de rentabilidad de los departamentos de preimpresión.

 

La principal causa de esta situación es la falta de información, o el desconocimiento.

 

Es habitual que los diseñadores no trabajen con las especificaciones técnicas desde el comienzo o que no sean conscientes que un diseño de packaging deberá ser sometido a un proceso industrial que se rige por unas normas establecidas. Pues bien, no tiene mucho sentido invertir una cantidad ingente de horas y de trabajo en la realización de un diseño si luego este no se puede reproducir o si para reproducirlo tenemos que modificar notablemente su aspecto. La tarea del diseñador es ofrecer soluciones creativas a problemas concretos y en este caso asesorar a los clientes de las opciones para obtener el mejor resultado impreso.

 

La realización de un buen arte final permitirá:

 

• Analizar los puntos problemáticos previamente y plantear soluciones que no perjudiquen la apariencia del diseño.

• Reducir el time to market (lanzamiento al mercado).

• Eliminar las diferencias entre el diseño y la producción.

• Disponer de los archivos editables actualizados en todo momento.

• Tener el control de los archivos maestros.

• Mejorar la comunicación en la cadena gráfica.

• Reducción de errores.

 

Por lo tanto, la creación de artes finales de calidad aportarán valor a la cadena gráfica, mejorando la comunicación entre creativos, departamentos de marketing e impresores. En definitiva: ahorrando más de lo que cuestan.

 

 

© Membi Graphics S.L.

Todos los derechos reservados.

Estamos en contacto

 

+34 918 715 643

comercial@membi.net

Pérdida de consistencia entre diseños.